25 de Mayo 516 4º Piso - CABA +5411 5199.5618

Clasificación

Las plantas manufactureras realizan sobre las lanas sucias, o grasientas, antes de someterlas a los distintos procesos industriales, una clasificación que tiene dos finalidades: separación de los vellones por finura, y determinación del tipo industrial.

La primera se realiza por las distintas calidades existentes en cada vellón, se separan mechas de color, los trozos de piel adheridos, etc., difíciles de extraer luego del lavado.

El segundo tipo de clasificación diferencia las lanas en dos grupos, según el largo de mecha: lanas de carda y lanas de peine. Las primeras son las de mecha corta, pero que además reúnen ciertas cualidades de finura, elasticidad, ondulación, etc. Las lanas de peine deben tener un largo de mecha mínimo, buena resistencia y uniformidad, que les permitirán soportar sin deteriorarse los procesos necesarios para transformarlas en hilados.

 

Lavado

Tiene como finalidad separar de las fibras la grasa y otras sustancias extrañas, pero sin remover la materia vegetal.

El proceso se realiza en agua caliente con detergente, en una serie de bateas de remojo, accionadas mecánicamente con rastrillos automáticos que mueven continuamente la lana. Luego de la última batea, la lana pasa a la fase de secado, que se realiza en una máquina con circulación de aire caliente.

 

Eliminación de las materias vegetales

  • Carbonización
    Consiste en aplicar a la lana una solución ácida que destruye las materias vegetales sin afectar las fibras. Luego se neutraliza la solución ácida con una solución alcalina.

  • Métodos mecánicos
    Mediante un mecanismo similar al de las cardadoras, se logra la eliminación de las materias vegetales.

 

Cardado

En este proceso se utiliza una máquina que consiste de una gran rueda giratoria, accionada por una correa sinfín, que hace girar una serie de cilindros cubiertos por púas en forma de U. La lana pasa entre los cilindros, se separa totalmente por la acción combinada de las púas, lográndose una mezcla adecuada de fibras. La operación se realiza en un juego de cardas sucesivas, con púas progresivamente menores. La última posee tramos sin púas donde se van juntando las fibras, que luego por acción giratoria se transfieren a un aparato frotador y giratorio que transforma las fibras en mechas circulares que luego se arrollan en bobinas.

 

Peinado

Se hace pasar la lana por las cardas, de donde salen en forma de “velo”. Luego el velo es pasado por una máquina que reúne varios de ellos en una cinta de lana.

En una segunda fase, se pasa la cinta por una máquina de estirar, que corrige las disgregaciones ocurridas al reunir los velos.

Posteriormente, se somete la cinta de lana a la acción de las máquinas peinadoras, encargadas de colocar a todas las fibras paralelamente y eliminar las cortas, mejorando así su uniformidad. Finalmente, las cintas procedentes de varias peinadoras son reunidas en una máquina para formar una sola cinta. Luego, dicha cinta pasa por una máquina de estirar, produciéndose bobinas conocidas también como “tops”.

 

Hilado

La transformación de lanas cardadas y peinadas en hilos constituye la etapa previa para sus usos industriales.

Consiste en el estirado, la torsión y el plegado. La magnitud del estirado difiere según se trate de lanas cardadas o peinadas. En las primeras, el estirado llega a cuadruplicar su longitud original, mientras que para las peinadas el estirado puede llegar de seis hasta 16 veces.

Contácto

Login

Donde Encontrarnos

25 de Mayo 516 4º Piso
C1002ABL - CABA
ARGENTINA

Teléfonos

+5411 5199.5618